Artículos sobre ciencia y tecnología de Mauricio-José Schwarz publicados originalmente en El Correo y otros diarios del Grupo Vocento

diciembre 26, 2007

La ciencia en 2007

Resumir la ciencia de todo un año es cada vez más difícil por la velocidad y diversidad de los avances, y ni siquiera los expertos saben si una noticia será o no trascendente en el futuro. Así, esta selección de algunas noticias prometedoras en distintos campos del conocimiento es, forzosamente, subjetiva y corre el riesgo de omitir lo que, en el futuro podría demostrar haber sido el punto más relevante de la ciencia este año.

Diversos equipos científicos consiguieron crear células madre pluripotentes a partir de células de la piel humana. Si estos conocimientos se convierten en técnicas comunes de laboratorio, habrá desaparecido una de las fuentes principales del debate que han emprendido diversas jerarquías religiosas contra quienes estudian las células madre procedentes de embriones humanos y pretenden utilizarlas para curar las más diversas enfermedades. En una noticia relacionada, científicos británicos consiguieron obtener tejido de una válvula cardiaca a partir de células madre procedentes de la médula ósea, con la esperanza de poder construir válvulas cardiacas para trasplantes a la medida de cada paciente.

Un grupo de astrónomos informó de la mayor explosión estelar, o supernova, jamás observada. Por primera vez, los científicos vieron la violenta muerta de una estrella entre 100 y 200 veces más grande que nuestro Sol, lo que ayudará a entender el desarrollo de las estrellas en los primeros tiempos del universo.

Un cráneo de alrededor de 36.000 años de antigüedad hallado en 1952 fue estudiado con las nuevas técnicas al alcance de la paleoantropología y demostró ser la primera evidencia fósil de una de las más viables hipótesis del origen del hombre, la que sitúa la aparición de nuestra especie en el África Subsahariana, de donde partió hace entre 65.000 y 25.000 años para poblar el planeta.

Los avances derivados de la secuenciación del genoma humano dominaron 2007. Por primera vez este año ha sido posible hacernos un sencillo estudio para determinar nuestros orígenes genéticos, algo antes inimaginable. Igualmente, el estudio de pequeñas variaciones genéticas llamadas polimorfismos nucleótidos únicos ha permitido estudiar a grupos de personas con y sin ciertas enfermedades, y saber qué variaciones genéticas, en su caso, se relacionan con alguna enfermedad, como los de la diabetes tipo 2 identificados en 2007. Hoy es fácil conocer las diferencias genéticas entre cada individuo, lo que abre la puerta para la medicina genómica personalizada, adaptada a las características de cada uno de nosotros, a nuestro potencial y limitaciones genéticos.

Un aspecto seguramente inolvidable del año que termina fueron las desafortunadas declaraciones del Premio Nobel James Watson referentes a cierta “inferioridad” de los africanos comparados con un “nosotros” indefinido. Los comentarios le costaron a Watson el rechazo y la jubilación anticipada, pero la ironía definitiva fue que, poco después, un análisis realizado al genoma del científico demostró que éste tenía un muy elevado 16% de genes africanos, lo que lo habría calificado, según muchas leyes raciales del pasado, como negro, o al menos un científico afroamericano.

No hay comentarios: